viernes, 29 de diciembre de 2017

5 CONSEJOS DE MANTENIMIENTO PARA TENER TU COCHE COMO EL PRIMER DÍA


Hoy os traigo una colaboración de Ricardo Botín, amigo bloguero y copywriter, especializado en el mundo de la automoción. 
Este post redactado por Ricardo nos presenta una serie de consejos fundamentales para preservar en buena forma nuestro vehículo


Si eres un lector habitual de este blog sabrás que uno de los temas favoritos de Xavi son los coches clásicos o antiguos. 
Por ese motivo, he pensado que te serán muy prácticos algunos consejos sobre mantenimiento de tu coche antiguo, para que de ese modo su vida útil se prolongue por unos años más.
Así que, si quieres mantener tu coche antiguo tan bien como el primer día, sigue al pie de la letra estos consejos que te voy a dar. 

1.- El aceite lubricante es la sangre de tu motor

Igual que un cuerpo humano no puede vivir si pierde mucha sangre, un vehículo tampoco pude funcionar si el motor se queda sin aceite lubricante. 
El aceite lubricante es vital para que tu coche funcione correctamente, ya que será el responsable de: 
  • Minimizar el rozamiento y la fricción de las piezas móviles metálicas del interior del motor.
  • Disipar el calor que produce el motor cuando opera a pleno rendimiento.
Es fácil que el nivel de aceite baje, incluso aunque todavía no haya llegado el momento de hacer el cambio de aceite.
Si se enciende el testigo del nivel (o si tu vehículo no tiene testigo, pero compruebas en la varilla que el coche se encuentra bajo mínimos), no pierdas más tiempo y rellena la cantidad que sea necesaria de aceite.
Este es un consejo de vital importancia, que no debes desatender bajo ningún concepto.
Para que te hagas una idea, en mi coche siempre pongo aceite Total Quartz 9000
Y siempre llevo una botella en el maletero por si fuese necesario rellenar.


2.- Ojo con el líquido de frenos

El líquido de frenos también es un componente importante que siempre debe estar en buen estado y en cantidad correcta.
El líquido de frenos debe revisarse cada cierto tiempo y conviene cambiarlo cuando así lo prescribe el fabricante.
De no hacerse correctamente, el líquido de frenos puede perder efectividad, con lo que las frenadas serán más imprecisas o menos efectivas (pudiendo incluso en casos extremos provocar bloqueos o funcionamiento incorrecto de los frenos).
Además, la humedad del líquido de frenos puede producir también corrosiones en todo el circuito hidráulico de frenado. Esa es la razón por la que hay cambiar y purgar el circuito en los intervalos de mantenimiento estipulados por el fabricante.

3.- La carrocería es el espejo del alma… de tu coche

Por mucho que quieras a tu coche viejo, por muy bien que cuides su motor, si eres despreocupado con la carrocería de tu vehículo y esta se muestra sucia, abollada, llena de óxido, corroída, sin brillo,… al final tu automóvil mostrará una apariencia que dejará mucho que desear.
Es cierto que las reparaciones de chapa suelen ser bastante costosas y que todo el mundo se acostumbra a ver algún rozoncito que apenas se nota en la chapa. Pero cuanto más despreocupado te vuelvas con la apariencia externa de tu coche, más faltas admitirás sin arreglarlas.
Por esa razón, es habitual ver coches viejo con grandes golpes sin reparar.
De cualquier forma, también hay cosas más baratas que puedes hacer para evitar que la carrocería se estropee más de la cuenta con el paso del tiempo.
Una de ellas es lavar el coche con la mayor frecuencia posible.
Un vehículo que siempre está limpio evita que la acción de la suciedad cause estragos en su carrocería. Porque el polvo, la grasa del asfalto, la carbonilla que sueltan los tubos de escape de lo motores o la sal que se usa para que la carretera no resbale en invierno son muy dañinas para tu automóvil si no las retiras a tiempo.
Los excrementos de los pájaros también tienen que ser retirados de inmediato —al igual que los mosquitos e insectos que van impactando contra el coche—, para evitar que los componentes ácidos de los mismos destruyan la chapa.


4.- No te olvides de los bajos del coche

Nos solemos preocupar mucho de las partes más visibles del coche.
Incluso yo conozco personalmente a más de un enamorado de su coche clásico que no sabía que los bajos de los coches podían convertirse en su peor punto débil.
Un experto en vehículos antiguos lo primero que hace siempre es tirarse al suelo y mirar los bajos del mismo con una linterna.
Otra opción, si cuentas con los medios adecuados, es subirlo a un elevador y con un endoscopio ir revisando las cavidades y los huecos más profundos en busca de óxido u otras señales de corrosión.
Haciendo eso, además, podrás descubrir si las piezas del motor están bien protegidas, si se producen pérdidas de líquidos o hay algún problema latente que debe atajarse cuanto antes.
Si tu no sabes hacerlo, pídele a tu taller de confianza que lo haga cada cierto tiempo, ya que te estarás asegurando una mejor vejez del automóvil.


5.- Evita las desplazamientos cortos

El motor necesita un tiempo para alcanzar la temperatura de servicio, puesto que hace falta que el motor caliente el aceite para que este empiece a lubricar al máximo.
Pero si te acostumbras a hacer trayectos tan cortos, en los que no da tiempo a que el motor se caliente, los problemas surgirán en forma de desgastes y averías.
Si todos los días coges el coche para ir a trabajar a un kilómetro de distancia de tu casa, tal vez sea mejor que vayas andando. La salud de tu coche (y de tu cuerpo) te lo agradecerá.
Otro detalle que debes tener en cuenta —si tu coche tiene ya una cierta antigüedad— es el de aguardar un rato nada más arrancar el motor antes de empezar a andar.
Conviene no salir de inmediato y esperar un rato con el motor al ralentí antes de iniciar la marcha, pues de ese modo reducimos el desgaste que sufre un coche cuando funciona en frío.

Los coches pueden durar mucho más de lo que creemos

Los coches pueden durar mucho más de lo que parece, siempre que se les mime y se les cuide. Más, si cabe, en el caso de los coches antiguos, cuya construcción suele ser más robusta.
Además, en las unidades fabricadas hace ya unas cuantas décadas (esos cochenteros que tanto le llaman la atención a Xavi), los gurús del marketing todavía no habían descubierto lo beneficiosa que es para la industria la obsolescencia programada.
¡Y esa baza hay que aprovecharla para tener un coche que dure por mucho, mucho tiempo!  
Pero para que un automóvil antiguo siga prestando servicio por mucho tiempo hay que hacer caso de estos pequeños consejos, que no son nada difíciles de aplicar.
Ya verás que, a partir de ahora, tu coche presentará una cara más saludable…

8 comentarios:

  1. Muy interesante, incluso para quien -como yo- no tiene un clàsico.
    Yo tengo un 2004 y otro 2015 (ambos VW), y a ambos los arranco y los dejo al ralenti entre cinco y diez minutos antes de salir.
    Fangio decìa que hay otros componentes del motor (embrague, caja, direcciòn, etc) que tambièn deben tomar temperatura de trabajo por lo que recomendaba un arranque a baja velocidad por lo que siempre circulo los primeros metros a muy baja velocidad.
    Como son del tiempo de la cataforesis, la chapa es autosustentable y no tengo necesidad de vigilar la corrosiòn.
    Aunque debo confesar que no soy demasiado afecto a la limpieza.
    De todos modos, hay mucha gente interesada en comprarme el 2004, que en cualquier momento se irà de la casa...
    Gracias por los consejos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el caso de los motores con turbo un consejo que me dieron al comprar el mio era dejar enfriar el motor antes de pararlo, sobre todo después de haber hecho un largo viaje.
      Estos consejos nos llevaran algo de tiempo y dinero pero lo recuperaremos en el momento de su reventa.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Consejos de mucho sentido común y sabiduría, yo no tengo la suerte de tener ningún clásico pero igualmente son aprovechables para nuestros coches modernos.

    Un saludo y Felíz 2018!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda el ABC de los consejos útiles para cualquier tipo de auto.

      Eso no quiere decir que luego no tengamos problemas lógicos causados por el desgaste, el tiempo y la utilizacion, pero ya tendremos mucho ganado.

      Un abrazo y feliz año.

      Eliminar
  3. ¡Vaya sorpresa! Un placer siempre leer los sabios consejos de Ricardo que nunca vienen mal recordar para algunos, y aprender para otros.

    Un saludo, y feliz año tanto para ti como para Ricardo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor observarlos atentamente, en caso contrario corremos el riesgo de una mala noticia al acudir al taller para una simple y rutinaria revisión.

      Abrazos y feliz año para ambos!

      Eliminar
  4. Y poner el vehículo un par de veces por semana en marcha es buena idea.
    Y por supuesto, igual que el aceite, buen combustibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Todo lo que entra en el motor deja algo de poso, el combustible no es la excepción y si puede tener aditivos mejor aun, por lo que yo no abusaría demasiado de las gasolineras low-cost.

      Saludos!

      Eliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.