viernes, 1 de febrero de 2019

QUE CONSIDERAR A LA HORA DE COMPRAR UN COCHE DE SEGUNDA MANO



Una vez tomada la decisión de sustituir nuestro actual vehículo, el  mercado de ocasión y seminuevos nos ofrece una buena cantidad de alternativas. 

Te aconsejaría leer estas lineas y asesorarte todo lo posible.  Ten en cuenta que aunque en ocasiones la intuición también cuenta,  a lo posible debemos procurar ser racionales y tratar de recabar cuanta más información mejor a la hora de adquirir un coche de segunda mano, foros, clubs de fans, revistas especializadas.
Sobre todo debemos alejarnos de las prisas, la improvisación, los caprichos o luego lo pagaremos muy caro.

El mercado de compra-venta a través de Portales de Internet nos permitirá acceder a infinidad de coches de ocasión, incluso un modelo muy concreto,  objeto de nuestro deseo. 
Este proceso tiene sus ventajas;  como un precio inferior, o la inmediatez, con un simple whatsapp y sin movernos del sofá nos pondremos en contacto con el anunciante .

Por contra la mayoría de anuncios publicados en la red son de Particulares.  Nunca deberemos comprar ningún vehículo sin examinarlo de primera mano y  deberemos solicitar una prueba, si nos la niegan yo no proseguiría la compra.

Aun contando con la buena fe del vendedor, este nunca será objetivo con un realista estado de conservación, pues para nosotros mismos nuestro coche va bien, lo tenemos a nuestro gusto,  pero sin percibirlo nos vamos adaptando a su gradual deterioro y en ocasiones vamos posponiendo operaciones fundamentales de mantenimiento.  

Es difícil encontrar algún coche de particular al cual no haya que hacerle "tonterías". A veces detectar deficiencias puede ser una valiosa arma usada para  negociar con el vendedor el precio a la baja,  con el inconveniente posterior de tener que subsanarlas uno por su cuenta y riesgo.

En caso de imprevistos, averías,  estafas, vicios ocultos, el anterior propietario no se ve obligado a solventarlos salvo trámites legales y siempre que no haya pasado un plazo máximo de seis meses desde su adquisición



Entonces parece desaconsejable adquirir un coche de segunda mano fuera de un concesionario. 

Aquí la oferta es también distinta pues además de los Concesionarios Oficiales especializados en una marca en particular,  podemos encontrar Centros Multimarca o Salones automóvil de Ocasión.


En caso de decidirnos por una opción profesional, además de la lógica tranquilidad de la existencia de una garantía legal, (en ocasiones extensible al periodo anual), los concesionarios como profesionales en el sector nos ofrecen comodidades y servicios extras



En el momento de establecer el precio, en un comercio especializado en venta de coches de segunda mano, se nos ofrecerá la posibilidad de financiar nuestra adquisición

En muchas ocasiones comprar un vehículo supone deshacernos del anterior y podemos contar con la sorpresa positiva de que el concesionario valore su compra, nos ofrezca una tasación y en caso de aceptarla obtendremos inmediatamente una importante rebaja en nuestro auto de segunda mano. Si por desgracia no es así podemos solicitar que el centro se haga cargo del proceso de darlo de baja

El asesoramiento experto actualmente es fundamental para elegir correctamente el tipo de motorización, cilindrada, el  modelo de carrocería mejor adaptada a nuestras necesidades, temas de emisiones, dispositivos de seguridad, mantenimiento correcto, y un largo etc... 
Los automóviles actuales cada vez vienen equipado con mejor tecnología,  pero muy sofisticada y es recomendable contar con las explicaciones de funcionamiento a cargo de un especialista.



No olvidemos los farragosos trámites administrativos. 
Estos de hacerlos nosotros mismos nos obligarán a pasar por distintos organismos oficiales y no solamente eso,  seguramente nos supondrán un gasto extra. 
Optando por comprar en una empresa especializada en la venta de coches de segunda mano solamente tendremos que recoger toda la documentación donde ya figuran nuestros datos personales y la ficha del vehículo adquirido. 

Sin duda el momento de reestrenar un coche es un momento especial en la vida de cualquier familia y seguramente si le brindamos una segunda oportunidad nos proporcionará muchas satisfacciones

5 comentarios:

  1. En nuestro mercado, los vendedores particulares son poco confiables, pero los concesionarios (oficiales, multimarca, lo que fuera) son menos confiables aún.
    Hay centros de venta "con garantía" pero el costo es casi igual al de un auto nuevo, y por una pequeña diferencia puedes comprar el coche nuevo.
    Si pretendes entregar tu unidad usada como parte de pago, es común que la tasación del comerciante tire el precio abajo.
    Por todos estos motivos, generalmente es preferible tentar suerte con particulares.
    Y nada de esto te garantiza el buen funcionamiento del nuevo vehículo.
    Para empeorar, hay productos aditivos para echar con el aceite o el combustible que "esconden" fallas de motor.
    Es decir que puedes comprar un auto y a la semana enterarte que está fundido.
    Por todo este rollo, en lo personal y desde hace ya casi veinte años, sólo compro autos cero kilómetro.
    Quedas rehén de los concesionarios oficiales que también son una mafia, que te cobran los services a precio de oro pero tienes la seguridad de una unidad funcionando a nuevo por unos años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por mi experiencia siempre he comprado en centros de segunda mano y los coches estaban muy bien, salvo el lógico desgaste y uso anterior, y cuando he tenido algún problema me lo han solucionado gracias a la garantía.
      Ahora lo que pasa aquí es que hay sobrestock de vehículos nuevos y los concesionarios los automatriculan, son los llamados Km0, a cambio ofrecen una buena rebaja.
      El problema de los particulares es que la edad de los autos generalmente es mayor y yo prefiero autos con mas Kms pero con menos años.

      Eliminar
  2. Bueno, yo he comprado cantidad de coches de segunda mano y mis experiencias han sido siempre buenas en el caso de compra a particular, y no tanto cuando compré en una casa especializada (con un Clio "me tangaron", era de alquiler y no me habían dicho nada, salvo lo típico que era de una mujer mayor).
    Eso sí, tuve paciencia de chino y "olía" las ocasiones. Se nota mucho cuando el dueño trató bien su coche.
    Me fijo en el desgaste de los pedales, pomo de caja de cambios, y estado exterior de la carrocería. Si está todo impecable suele ser buena señal. Mejor si no limpiaron el motor, para ver si hay pérdidas.

    Y los particulares suelen poner precios más ventajosos, aunque no hay garantía. Otra cosa es que hay que informarse bien de los defectos o vicios conocidos del modelo ofertado, a mi los foros me ayudaron mucho en ese aspecto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede mirar tambien el humo que echa por el escape, mucho, poco, y su color, si vemos blanco es que consume agua, azul aceite y negro necesita una puesta a punto. Revisar tambien el oxido por bajos y pasos de ruedas y sobre todo en el escape que nos puede salir carito de cambiar.
      Probar mandos a saco que todo funcione, y el aire hoy en dia imprescindible.
      Mejor desconfiar de precios muy bajos o muy altos para ese modelo y logicamente si es un particular regatear.
      Una prueba en carretera y luego tranquilamente a pensar en las sensaciones que nos ha dado el coche, muchas veces este está en buen estado pero no nos convencen sus cualidades o prestaciones.

      Abrazos!

      Eliminar
  3. es muy conveniente comprar coches segunda mano pero hay muchos factores al tener cuidado y nunca apresurarse en una decision

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.