domingo, 7 de octubre de 2012

TRACTION 22CV, EN BUSCA DEL CITROËN PERDIDO


Recientemente por mi cumpleaños,  alguien quien bien me quiere y mejor me conoce , me regaló un cómic titulado " El misterio del Traction 22Cv". Donde Margot una curvilinía periodista becaria de la mítica revista Auto Revue,  recibe un encargo por parte de su jefe. La atractiva reportera convertida en una arqueóloga del motor,  deberá investigar que fue de los escurridizos 22 CV, e intentar descubrir si alguno de los 20 ejemplares construidos a mediados de los años 30 sobrevive, aunque sea escondido en un pajar.
Mucho me temo,  que al igual que algunos objetos mencionados en las Sagradas Escrituras; como el Arca de la Alianza, el Santo Grial o la Lanza de Longinos, encontrar un 22cv original en la actualidad es poco menos que imposible.
Debo confesaros que para mí al igual que para Margot,  este articulo era un reto, ya que para empezar encontré muy poca información en la red escrito en castellano,  la mayoría lógicamente eran franceses, lengua que aún domino menos que el inglés. De modo que me encomiendo al "San Google Translator", y también a vuestra condescendencia, por las posibles erratas.


LA ÚLTIMA ESPERANZA DE ANDRÉ



Los postreros años de Andre Citroën, fueron los primeros para el 22CV. Este auto fantástico era la última bala en la recámara de un hombre contra las cuerdas. De ascendencia judeo-polaca, empresario extravagante, soñador, visionario pero también derrochador, y aficionado a los casinos. Tal vez su gran virtud fue reconocer y rodearse de hombres de gran talento como el ingeniero André Lefèbvre,  y Flaminio Bertoni , artista y dibujante de sus coches. André perseguido por los impagos a los bancos, por su principal acreedor Michelin,  y sobre todo acuciado por una grave enfermedad que acabaría con su vida, decide tirarse un Órdago a lo grande y así nace el proyecto del 22CV. 
Este proyecto se basaba en el Traction Avant de 1934, el "7", un auto adelantado a su tiempo; tracción delantera (de ahí su nombre),


 Su carrocería monocasco autoportante  le dotaba de una altura muy baja para la época. Esto  mejoraba la estabilidad y reducía considerablemente el peso. Sus frenos eran hidraulicos,  en vez de cable. Tal conjunto tan ambicioso lo redondeaba un motor de 1.303 cm3 y 32 cvs. con válvulas en cabeza,  y cilindros lubricados. Su punto débil radicaba en la caja de cambios,  afortunadamente fue solucionado con el tiempo. Se hicieron más versiones del 7 y básicamente afectaban a la cilindrada y potencia del motor. 
La gama Traction Avant creció e incorporo el 11, ya de una cilindrada de 1.911 cm3 y 46 cvs . El 11 tuvo el dudoso honor de dar nombre a una banda de gangsters que lo utilizaban como vehículo de fuga.  El "15" se convirtió en 1938 en el tope de gama de la Traction Avant,  contaba con un 6 cilindros de 2.867 cc que llegó a rendir 77 cvs y estrenó una suspensión hidroneumatica previa al DS. Cabe reseñar que algunas uds. fueron fabricadas en U.K. como el 11 Light o el 15 Six.


LA REINA DE LA CARRETERA


Los coches al otro lado de los Pirineos tienen genero ortográfico femenino, y el 22 CV estaba destinado a ser su reina. Era el proyecto más ambicioso de la historia de la marca del doble chevron. Iba a convertirse en el automóvil más rápido y seguro de la producción mundial, capaz de circular a 140 km/h, diez por encima de muchos de sus competidores.


PRESENTACIÓN EN EL SALÓN DE PARÍS

El "Super Traction" fue presentado a bombo y platillo en el Salón de Paris de 1934. Citroën acuciada por las deudas,  vió la oportunidad de suministrar esta adelantada berlina a las familias adineradas,  y solventar de este modo sus serios problemas económicos. Para ello ofrecía la exclusividad de un V8, al más puro "American Way",  este propulsor en principio era de origen Ford,de válvulas laterales pero más tarde fabricaron su propio motor Citroën, de válvulas en cabeza, basado en la unión de dos bloques motores del 11, (11x2=22).
Pero como comentamos anteriormente,  el tiempo acuciaba y las deudas tambien. Lo principal era publicitar el 22CV en todos los medios y presentarlo al publico en el Salón de París.  En su primera aparición pública del 22 CV, Citroën lleva un descapotable rojo, un sedán,  y una limusina. Rapidamente se convierten en las estrellas del salón.



Las malas lenguas dijeron que los vanos motores del 22cv estaban cerrados,  o portaban motores de madera. Estos rumores se revelan falsos y malintencionados ante la siguiente foto tomada in situ, donde aparece un modelo con el capo lateral abierto, siendo observado atentamente por la concurrencia. Además el motor V8 estaba expuesto en un pedestal en el stand de la marca gala.



Otra cosa muy diferente era que el conjunto mecánico fuera fiable, y de hecho las pruebas en carretera mostraban numerosos problemas. Inicialmente diseñado para desarrollar 100 cv,  solo llegaba a rendir 90 y sufría de un problema crónico de sobrecalentamiento. La caja de cambios diseñada originalmente para este auto, tampoco llegó a tiempo para su presentación y fue montada en su lugar una de tres velocidades, dos de ellas sincronizadas, acopladas a un embrague de disco seco. 
Exteriormente el modelo se distinguía de sus hermanos de gama por sus faros encastrados en la carroceria, solución innovadora en aquel momento, (algunos dicen que los W210 Mercedes-Benz se inspiraron en ellos) por sus defensas delanteras y traseras dobles, y por su parrilla donde figura un 8. No soy demasiado fan de estos autos tan antiguos pero debo reconocerle su elegancia y un estilo admirable, fruto de las manos de todo un artista y escultor como fue Flaminio Bertoni.

FOTOS DEL AUTOR HÚNGARO ZOLTAN GLASS,  TOMADAS EN EL SALON DE PARIS DE 1934
AÑO DE FABRICACIÓN 1935
CARROCERÍAS cabrio, sedán o limusina (Traction largo)
MOTOR 8 cilindros en V a 90º, de gasolina. Cilindrada de 3.822 cc(78x100mm) Ubicación frontal longitudinal. Alimentación por carburador Solex de doble cuerpo. 2 Válvulas por cilindro. Árbol de levas central. Potencia máxima 100 cvs.
TRANSMISIÓN 3 velocidades sincronizadas y marcha atrás,  y tracción delantera.
SUSPENSIONES  Suspensiones independientes con amortiguadores hidraulicos y barras de torsión
FRENOS Y NEUMÁTICOS Tambores en las 4 ruedas de 305 mm. con asistencia hidraulica. Neumáticos de 160x40.
DIMENSIONES Altura/longitud/Anchura, en cm: 158/480/180. (Versión limusina medía 5 mts. de largo)
PESO 1.175 Kgs (sedan), 1.300 Kgs (Limusina)
PRESTACIONES Velocidad máxima 140 Km/h. Aceleración de 0a 100 Km/h en 20,6 seg.



¿QUE PASÓ CON LOS 22 CV?

Estaba previsto construir en serie un cupé, un cabrio, un sedán y una limusina de 7 a 9 plazas. No hubo tiempo,  en Diciembre un acreedor presenta una demanda por impago ante los juzgados de París, y Citroën se declara en liquidación, se pierden 8.000 puestos de trabajo,  y Edouard Michelin se hace con el control de la empresa. André es apartado y muere a causa de un cáncer de estomago pocos meses después, en la ruina absoluta. Los nuevos propietarios establecen un plan de austeridad,  y no cuentan para nada con desarrollar el majestuoso 22Cv.

¿Que sucedió con los 20 prototipos construidos? Si hasta ese momento he encontrado documentación bastante homogénea entre sí,  a partir de este momento todo son especulaciones,  y es difícil de decantarse por alguna versión. Unos hablan de 20,  otros de 22 prototipos , algunos hablan de su destrucción total, otros de su conversión al modelo 11, pero hay gente que sostiene que varios 22 fueron vendidos,  e incluso algunos ingenieros de la casa se quedaron con uno. En concreto se tiene la vaga noticia de un 22 cv propiedad de un ingeniero de Michelin que viajó hasta Vietnam, pero ya en muy mal estado nunca regresaría.
También he leido que el mismo Pierre Boulanger, gerente de Citroen en 1948,  mandó destruir una unidad De ser cierto... ¿Por qué tanta saña contra un auto de su propia marca?.. parece que pretendían borrar todo indicio suyo, como si de un estigma se tratara.

TEST EN LOS ALPES, LA UNICA FOTO EN CARRETERA DEL 22CV

Otro 22Cv fue a parar a un senador llamado LongChambon de Lyon. Este coche fue robado años después de la muerte de dicho político, y por desgracia nunca se volvió a saber de él. Eso da que pensar y genera muchas preguntas ¿sus ladrones sabían del enorme valor que podia alcanzar el auto y lo revendieron a algún coleccionista, o simplemente lo abandonaron por ahi después de sus fechorías para no incriminarse?. Sea como fuere años despues apareció un soporte de faro que recuperó un coleccionista de Lyon, pero fue otra pista falsa, en realidad provenía de un cabrio 7 transformado con un par de aletas del 22.
No obstante el espíritu del 22cv se resiste a morir,  y varios de sus fantasmas se aparecen regularmente. Los coleccionistas ávidos de fortuna, fama, y gloria lo persiguen allá donde los rumores aparecen, ya sea en Madagascar, Alsacia, o Suiza. De esta ultima unidad se comentó que era una Limusina de color verde, provinente de la Ex-Union Sovietica que fue rescatada de los Nazis y portada a un museo ruso. Como dice la canción, " Rumore, Rumore", y ni una sola prueba da fé de su existencia. Naturalmente han surgido numerosas réplicas, lamentablemente con un valor tan solo nostálgico.


Pero como romántico empedernido y soñador que soy, no pierdo la esperanza de que algún día aparezca un 22 en un pajar perdido en las montañas, en una selva asiatica,  o en un garaje polvoriento, cosas más raras se han visto en la vida. No hace falta decir que el afortunado que logre esa hazaña se convertirá en millonario de la noche a al mañana. ¿Quien sabe podrías ser tú?......


4 comentarios:

  1. historia increíble y totalmente desconocida.
    esa cuota de misterio y apuro, realmente cualquier película moderna se quedaría corta.
    eso es suspenso!
    imagino la carrera contra el tiempo y el final abrupto, grosero y triste.
    realmente dan ganas de empezar a levantar los capots de todos los ligeros que aparezcan en el camino.

    ResponderEliminar
  2. Ok Gaucho, te nombro director de la busqueda del 22 en Argentina, y luego nos repartimos los honores, jaja.

    ResponderEliminar
  3. Yon conocí, en los años 50, en Barcelona a don Ramon Riera, propietario de la empresa Riera y Vima SA, que tenía fábrica en Puigreig, de vendas y escayolas para Medicina, que tenía un Citroën Supertraction. Tengo fotos del Sr. Riera con mi padre yendo de caza con este coche, con el que semanalmente iba y venía a la fábrica (200 kms semanales). ¿Era un original o una copia? Siempre creí que era un original.

    J. Moya-Angeler

    ResponderEliminar
  4. Estimado J.Moya-Angeler.

    Me parece una grandisima aportacion la suya.
    Estaria encantado de que me mandase dichas fotos a mi correo zonarapida@gmail.com, y con su permiso estaria gustoso de publicarlas, y con su colaboracion dedicarles una entrada sobre un Traction 22cv en nuestro pais.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.