domingo, 10 de marzo de 2013

SUPERCARS (PARTE II)



¿Hasta donde llegará la aguja del velocímetro?...
Continuamos el repaso a la historia de los supercars más veloces y lo hacemos con...
SU SATÁNICA MAJESTAD
Il Draco vs Diablo
El Countach de 1990,  aunque con diferentes evoluciones seguía siendo un supercar en toda regla pero ya se intuía su declive. En Lamborghini lo sabían muy bien y por ello recurrieron a sus armas infalibles a la hora de convocar a su  maligno sucesor;  un nombre taurino, los dolares de Chrysler,  y el genio de Gandini.
El Diablo representó un nuevo concepto de Supercar,  lujosos, personalizable, con versiones  4x4 y cabrio.  Con sus 325 Km/h. de punta y solo 4 segs. en el paso de 0 a 100, acabó con la eterna discusión sobre cual andaba más entre fanáticos del F40 y el 959. Su historia es también longeva, acabando su infernal andadura en el 2001, con la versión GT que alcanzaba los 340 Km/h. También publiqué sus características técnicas en este otro post



EL VIEJO GALLO VUELVE AL CORRAL


En el año 1991, 110 años después del nacimiento de Ettore Bugatti, otro empresario italiano llamado Romano Artioli,  fue el encargado de reverdecer los laureles y honores de la mítica marca. Y no se me ocurre una mejor manera de volver que con el BUGATTI EB110 y sus 336 Km/h y 3,6 seg para ponerse a 100 por hora.  La versión EB110SS presentada en 1992 alcanzaba los 348 Km/h gracias a sus 600 cvs y a su carrocería aligerada. Solamente 126 uds fueron producidas y eso en un futuro puede aumentar su cotización.


LA ÉPOCA DORADA BRITÁNICA


Pero ya sabemos cuan efímera es la vida de los récords y ese mismo año el EB110SS fue despojado de sus logros.
En Jaguar han denominado tradicionalmente sus modelos deportivos con una cifra que acompaña  las siglas. Tales números anuncian la velocidad punta del felino de turno en forma de millas. En el caso del XJ220,  traducido a kms, nos da (aprox.) unos 354 Km/h. Tal  vez un poco optimista la cifra anunciada como todo el proyecto, iniciado a titulo personal por Randle, ingeniero de la marca que formó el Club del Sábado. Aquel supercoche fue concebido para portar un enorme V12 y tracción total, pero con el paso del tiempo y la ausencia de libras esterlinas se quedó en menos de lo esperado, aun así este espectacular auto diseñado por Keith Helfet, iniciaba el periodo británico de supremacía velocistica.
TRASERA XJ220 
Todo lo que hemos visto hasta ahora se queda obsoleto ante la llegada en 1994 del McLaren F1. 
Tal vez este coche supuso un salto en la evolución de los supercars,   hacia otro umbral que podiamos denominar como Hypercars, no en vano fue obra del visionario Gordon Murray,  y en este coche de calle expuso su triunfal y dilatada experiencia en la F1.
AÑO DE LANZAMIENTO 1994
CARROCERÍA Cupé, triplaza, puesto de conducción central. Diseñado por Peter Stevens. Monocasco de fibra de carbono. Sistema aerodinámico con efecto suelo, asistido por dos ventiladores con tomas de aire en el frontal, en los bajos y en el techo. Alerón trasero activo en las frenadas.
DATOS TÉCNICOS Motor de aluminio en posición central longitudinal. V12. cilindrada 6.064 cc (86x87). 4 cuatro válvulas por cilindro accionadas por doble árbol de levas mandados por cadena. Cárter seco. Compresión 10,5:1. Potencia máxima 607 cvs a 7.500 rpm. Par máximo 61 mkgs de 4.000 a 7.000 rpm. Propulsión trasera con diferencial autoblocante. Cambio manual de 6 velocidades. Suspensiones delantera y trasera tipo push-rod. Peso de 1.018 Kgs.
PRESTACIONES 386 Km/h. aceleración 0 a 160 Km/h en 6,4 seg.

DAVID CONTRA GOLIAT

Habrían de pasar 11 años y una larga lista de supercars; Lamborghini MurcielagoFerrari EnzoPorsche Carrera GT, Pagani Zonda C12S, pero ninguno de ellos seria el elegido.
Como en la antigua biblia el pequeño retaría al gigante, y sabido por todos es el resultado. En el caso que nos ocupa una pequeña empresa sueca de apenas 50 empleados fundada por Christian von Koenigsegg y un conglomerado de empresas alemanas de más de 300.000 trabajadores dirigido por Ferdinand Piech,  se enzarzaran en una feroz batalla por ver cual es capaz de desbancar al F1 de su título de coche más veloz.
Koenigsegg es un hombre que de pequeño quedó marcado por una película en la que un mecánico de bicicletas decide crear un auto de carreras. El sueño de Christian era que el auto más rápido del mundo llevara su apellido de origen germano y para ello solo cuenta con la ayuda de su mujer y un pequeño equipo. En un hangar reconvertido  monta integra y artesanalmente todo el coche. 
Y por fin llegó el gran día. En Nardó en Febrero de 2005 un CCR rojo brillante de 806 cvs superó por dos exiguos pero suficientes Kilómetros el anterior récord del F1. Aunque en posteriores intentos el CCR llegaría hasta los 395 Km/h. 
La barrera de los 400 Km/h estaba temblando y a puntito de caer.

AÑO DE LANZAMIENTO 2004
DATOS TÉCNICOS Motor de gasolina sobrealimentado. V8 a 90º, situado en posición central longitudinal. Cilindrada  4.7 lts. 32 válvulas totales. Potencia máxima 806 cvs a 6.900 rpm. Par motor máximo 93,8 mkgs a 5.700 rpm. Tracción trasera. Cambio manual de 6 velocidades.
PRESTACIONES 388 Km/h de velocidad punta y aceleración de 0 a 100 Km/h en 3,20 seg.

Pero los alemanes estaban en un proyecto paralelo llamado Veyron en honor al piloto francés quien hizo historia para Bugatti. Este auto podría ser definido como un claro caso de megalomanía típico de diván de psiquiatra. Ferdinand Piech patrón por aquel entonces del grupo VAG apostó por el mercado de los deportivos de altos vuelos y conquista nada menos que Lamborghini, Bentley y Bugatti. Esta ultima fue su niña mimada y un escaparate de lujo donde mostrar a todo el mundo su poderío tecnológico. Piech colocó a Bernd Pischetsrieder (Ex-presidente de Seat) al frente de la compañía y a Wolfgang Schreiber como ingeniero jefe del proyecto. Fue un largo y desmesurado trabajo de casi 6 años, con algún intento frustrado,  donde no se escatimo un €.
En el 2005 en Alemania en la pista de pruebas propiedad de Wolkswagen de Ehra-Leissen lograron superar la mítica barrera de los 400 Km/h lograda por un coche de calle. Fueron 407 los kms. alcanzados, en la larga recta de 7 kms, aunque en honor a la verdad debemos recordar que dicho récord no fue homologado por el Libro Guinnes, al no realizarse la media de dos pasadas al mismo tramo en distinta dirección. No obstante la hazaña fue repetida por conductores de las prestigiosos Car&Driver y Top Gear, y si "Pisahuevos May" puede hacerlo,  cualquiera es capaz de hacerlo.. ¡ Ah olvidaba un detalle sin importancia del 16.4, su precio; 1.300.000€ !
BUGATTI VEYRON 16.4
AÑO 2005
DATOS MECÁNICOS Motor de 16 cilindros en forma de W. Construido en aluminio bloque y culatas. Ubicado en posición central longitudinal. Gasolina,  de cuatro turbos y diez radiadores. 64 válvulas totales. Inyección multipunto indirecta secuencial. Cilindrada de 7.993 cc. (86*86mm). Potencia máxima 1.001 cvs a 6.000 rpm. Par máximo 1.250 Nm a 3.300 rpm. Caja de cambios semiautomática Ricardo de 7 velocidades y doble embrague con capacidad para cambiar en 150 milisegundos. Sistema de tracción total Haldex, con diferencial de deslizamiento limitado (reparto par entre ejes 45/55). Sistema hidrahulico de regulación de altura en función de la velocidad, amortiguadores ajustables en altura, alerón posterior ajustable y activo en frenada, difusor.
PRESTACIONES Aceleración de 0 a 100 Km/h en 2,5 seg. Velocidad máxima 407 Km/h.

Si algo esta claro a estas alturas es que la velocidad es cosa de locos, y por lo visto en Estados Unidos de eso andan sobrados. Jerod Shelby es una especie de Von Koenigsegg "a la americana", incluso lleva su mismo peinado, (o mejor deberíamos decir ausencia del mismo). El bueno de Shelby que dicho sea de paso ningun parentesco tiene con Carroll Shelby pensó que si un sueco había creado de la nada una empresa capaz de batir el récord de coche de producción más veloz del mundo ¿por que no iba a ser él capaz de repetir la hazaña?. Su empresa se denominó SSC y el artefacto capaz de batir al Veyron , se bautizó como Ultimate Aero TT

AÑO 2007
DATOS MECÁNICOS Motor de gasolina biturbo, V8 ubicado en posición central longitudinal. Cilindrada de 6.345 cc. Solamente 2 válvulas por cilindro. Potencia máxima 1.183 cvs a 7.200 rpm. Par motor máximo 1.483 nm a 6.600 rpm. Caja de cambios manual de 6 velocidades. Propulsión trasera. Carrocería construida en fibra de carbono. Peso total de 1.270 Kgs. 931,5 cvs por tonelada.
PRESTACIONES Velocidad punta de 413 Km/h y aceleración 0 a 100 en 2,8 seg.

El 13 de Septiembre del 2007,  Chuck Bigelow un jubilado coleguilla de Shelby se puso como un poseso a pisar a fondo los 1.183 cvs sacados de un bloque V8 de Chevrolet de tan solo 2 válvulas por cilindro,  pero con con dos gigantescos turbos gemelos soplando como Tornados, hombre y máquina surcaron a todo trapo una carretera cerrada al público por las autoridades de West Richland,  estableciendo una punta en la primera pasada de 413,83 km/h,  en la segunda pasada el Aero solamente pudo alcanzar los 409,71 Km/h. Pero el promedio estableció los 411,76 suficientes para arrebatar el Guinnes al CCR y también batir el tiempo no homologado del Veyron 16.4.
Shelby sacó 25 uds. numeradas del UATT, por el módico precio de medio millón de €, toda una ganga si recordamos que batió a un coche que costaba casi tres veces más. 


Parecía que todo el mundo se empeñaba en aguarle la fiesta a Herr Piech, pero como buen germano era inasequible al desaliento.
En Julio del 2010, un Sábado día 4 para más señas,  Bugatti se acercó a su circuito de pruebas con el Veyron 16.4 Super Sport. Esta vez acudieron los representantes del Libro Guinnes de los Records e incluso un delegado de la prestigiosa ITV germana llamada TÜV para atestiguar el logro. Pierre Henry Raphanel fue el encargado de lanzar al hiperespacio la nave espacial negra carbono y naranja de 1.200 cvs. Esa cifra fue obtenida gracias a turbocompresores e intercoolers de mayor capacidad.


En el primer intento se traza el circuito de sur a norte, la velocidad máxima registrada es de 427,933 Km/h. se espera una hora, durante ese intervalo nadie a excepción del piloto puede tocar el coche. Transcurrido ese tiempo las condiciones parecen incluso ser mejores y en dirección opuesta se llegan a alcanzar los 434,211 Kms a la hora de punta. ¡Los mismos ingenieros de Bugatti se mostraron sorprendidos al ver las cifras alcanzadas!.  solo esperaban alcanzar los 425. 
Para efectos de récords se establece la media de las dos pasadas quedando este a fecha de hoy en 431,072 Kilometros por hora y para los anglosajones en 268 millas a la hora.
Los coches puestos a la venta llevarían incorporado un limitador de velocidad y ¿solo? podrían circular a 415 Km/h con la excusa de preservar sus neumáticos  Michelin Pilot Sport PS2, aun así cualquier 16.4 SS podría en teoría adelantar al Aero TT.
La Edición Récord Mundial llevaría los mismos colores negro acabado carbono a la vista y naranja. Su precio alcanzó casi la mareante cifra de dos millones de € y fueron vendidas a los pocos días.
Han pasado dos años y medio y ahí sigue, de momento y viendo que sus rivales parecen haber tirado la toalla,  podemos decir que el Bugatti Veyron 16.4 SS es el rey de la velocidad.

8 comentarios:

  1. indudablemente son máquinas bestiales,
    cada vez más lejanas de mi querido countach.
    aunque más allá de la velocidad pura,
    a veces me pregunto cómo doblan, como frenan,
    y hasta qué punto se bancan el verdadero rigor de la velocidad,
    no digo de hacer un par de aceleradas sino de girar 12 horas en sebring o 24 horas en le mans.
    si mi auto de 5000 dólares necesita cada año o dos un cambio de amortiguadores o cubiertas, me imagino que estos bichos deben ser más sensibles,
    al punto de tener que mantenerlos a diario para asegurar la circulación segura a más de 300 kph.
    imagino que el dueño de uno de estos bichos no se preocupa por el presupuesto mecánico, pero en concepto, cada vez se alejan más de la idea del auto deportivo.
    son máquinas de correr, pero francamente no me producen demasiada adrenalina.
    cualquiera va a más de 300 si tiene más de 500cv, el mérito verdadero está en arañar los 200 con un motor de un litro.
    digo yo...

    ResponderEliminar
  2. El BUGATTI EB110 es un coche que siempre me ha gustado, lo tengo en miniatura en su color azul. Me acuerdo que Michael Schumacher tenía uno en color amarillo. El Diablo es otra de esas belleza, y del Bugatti Veyron no hay nada que decir, ha hecho historia, más que de los superdeportivos, de los denominados GranTurismos, porque en mi opinión, tiene un lujo de una gran berlina.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Estimado Gaucho

    Muy bien expuestas sus reticencias.

    Como todo en la vida hasta lo más bonito y deseable tiene su cara oculta, e imagino que los compradores de estos bichos para mantener el secreto andan con mucho cuidado de no revelar sus carencias.

    Amigo de M.Sport

    El EB110SS blanco del vídeo me robo el corazón, que fuerza y a la vez elegancia, como vibraba el motor, es un auto emocionante.
    En efecto el actual Veyron 16.4SS parece más un compromiso entre lujo y prestaciones.
    Antes hablábamos de defectos, pues el Diablo y lo vi en directo es tan ancho y tan bajo que debe ser muy difícil de conducir y maniobrar en ciudad, y no quiero imaginarme una bonita raspada en esa carrocería.

    Hola silvo

    Ya te digo, yo apenas he rebasado los 200 por hora , no me imagino lo que seria ir al doble, , jeje.

    Abrazos a todos!.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Para mí el Countach fue como esa primera chica de la que te enamoras y que nunca te atrevistes a decirle "hola", pero a partir de ese día empiezan a interesarte las mujeres.
    Desde entonces, han habido infinidad de coches que te me han cautivado, pero ninguno ha conseguido que las mariposas de tu estómago vuelvan a revolotear con la misma intensidad.
    Te puedes enamorar muchas veces, pero el primero siempre será especial.
    Un saludo compañero.

    ResponderEliminar
  6. Excelente el post!!!!!!!

    Los autos, la historia, las fotos, la bestia del velocimietro.....

    Es como cuando un niño va a la chocolatería... No se con cual quedarme, el más rápido? el primero? el david?

    Un lujo la entrada. Saludos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  7. Querido migo Alvaro

    Efectivamente las primeras sensaciones y experiencias se nos quedan grabadas a fuego.
    Alabo su amor platonico por el Countach, de hecho creo que soy coetaneo tuyo y en nuestra generacion quedó como un icono al igual que el F40.
    Recientemente vi un countach amarillo chillon en vivo en el Castillo de concejuelo, y te puedo asegurar que no me defraudó lo más minimo.


    Estimado Vasco

    Me alegro de que hayas disfrutado y gracias por sus palabras, viniendo de ti aun me halagan más.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.