miércoles, 10 de julio de 2013

LOS AUTOMOVILES ART DÉCO


"El Art déco (también art decó o incluso art deco) fue un movimiento popular de diseño a partir de 1920 hasta 1939 (cuya influencia se extiende hasta la década de los 50 en algunos países) que influyó las artes decorativas, tales como la arquitectura diseño interior, diseño gráfico e industrial, también a las artes visuales tales  como la moda, pintura grabado, escultura y cinematografía." 

Este movimiento iniciado en París a principios de los años 20 del siglo pasado, tuvo tambien su reflejo en el  automóvil y la motocicleta. 
HENDERSON KJ STREAMLINE,  1930
Fruto de esta tendencia artística nacieron algunos modelos de fantasía, lujosos, a menudo con reminiscencias aeronáuticas, que hoy en día ocupan los primeros lugares entre los autos más bellos de la historia,  apareciendo en los listados de los más deseados y apreciados por diseñadores de alto nivel y coleccionistas acaudalados.

Ken Gross el comisionado de la exposición Sensual Steels, Art Deco Automobiles, que se puede visitar en Nashville, U.S.A, hasta el 15 de Septiembre, lo define como solo un experto en el tema puede lograr:
"Para dar ilusión de movimiento dramático y empuje hacia adelante, los coches de la década de los años 1930 y 1940 fusionaron sus curvas suaves con bordes angulares. Estos automóviles fueron hechos con los mejores materiales y lucían ornamentación bellamente elaborada, enrejados geométricos y elegantes estatuas y en miniatura en los capós. Los coches clásicos de la época Art Deco siguen siendo hoy en día considerados como los diseños más interesantes visualmente, icónicos y refinados del siglo XX."
No obstante los coches déco eran algo más que sensuales curvas y adornos cromados.
The Gargoyle - Art Deco Car Series

Desde el punto de vista técnico también estaban muy elaborados, algunos de estos modelos incorporaban carrocerías de aluminio, potentes mecánicas, suspensiones independientes,  incluso algunos ya disponían de tracción delantera. 
El lujo no era esquivo a estas maravillas rodantes,  maderas y pieles nobles poblaban su interior, así como una completa instrumentación. No en vano a su volante se hallaban magnates de los negocios, estrellas del deporte o del celuloide, o miembros de la nobleza.
A pesar de su elegancia muchos de estas joyas sucumbieron a las consecuencias de la Gran Depresión,  de ahí su exclusividad;  por la ausencia de una gran tirada de ejemplares, en algunos casos son piezas únicas de incalculable valor.
Veamos a continuación solo algunos ejemplos de Autos Art-Deco con una pequeña reseña, aunque para ser honestos cada uno de ellos merece ser protagonista de un post.
MERCEDES-BENZ 710 SSK TROSSI ROADSTER, 1930
Uno de los primeros ejemplos que podemos encontrar de coches art-decó y lógicamente creó tendencia. 
Apodado Trossi en honor a su primer propietario y co-diseñador junto a Willie White,  es uno de los más admirados y se ha hartado a ganar concursos de elegancia en todo el mundo, tan solo 5 ejemplares han llegado a nuestros días. Como no, uno de ellos pertenece a la colección de Ralph Lauren, quien posee otro déco, un flamate Atlantique
Aunque no tiene sentido hablar de mecánica ante tanta belleza,  el SSK Trossi Roadster cuenta con 300 cvs extraídos de un 6 cilindros con el habitual Compresor Roots, montado en muchos deportivos del momento.
VOISIN C27 AEROSPORT COUPÉ,  1934
Gabriel Voisin fue un pionero de la aviación quien posteriormente se pasó a la fabricación de automóviles. 
Este auto presentado mundialmente en el Salón de Madrid de 1935 fue diseñado por André Telmont, arquitecto de formación.
© 2013 Wouter Melissen / Rob Clements
© 2013 Wouter Melissen / Rob Clements
© 2013 Wouter Melissen / Rob Clements
ROLLS ROYCE PHANTOM I JONCKHEERE COUPE, 1935
Este auto majestuoso consigue ejemplificar casi como ningun otro el espíritu deco. 
Su origen lo encontramos en el exótico Reino de Nanpara, su Rajá  encargó un Phantom I en 1925, pero este terminaba 10 años más tarde los talleres belgas de Jonckheere para una transformación radical, sin duda a su (desconocido) nuevo dueño no terminaron de convencerle la sobria y rectilíninea idiosincrasia de los Rolls. 
Los Jonckheere, padre e hijo hicieron un soberbio trabajo en este cupé de más de 6 metros de longitud,  si hubiéramos de destacar algo entre tanta opulencia estética,  podríamos citar sus puertas redondas con dos medias lunas de vidrio, una parrilla delantera modificada e inclinada, unos focos delanteros nuevos, y una enorme aleta trasera.
En su primera aparición gano el Concurso de elegancia de Cannes de 1936. Tras los típicos episodios de reventa y posterior abandono sufrió una profunda restauración y permanece en exposición en el Museo Petersen de L.A.
© 2013 Wouter Melissen / Rob Clements
DELAHAYE 135M FIGONI Y FALASCHI COUPÉ, 1936
Biplaza deportivo obra del carrocero Joseph Figoni y dibujado por Ovidio Falaschi,  con la típica forma art-decó de "lágrima" y ruedas delanteras y traseras practicamente cubiertas. 
Este en concreto fue un auto muy deportivo,  pues fue un encargo del piloto de carreras Albert Perrot, su chasis era corto y su carrocería de aluminio muy baja, aerodinámica, y confeccionada enteramente a mano. 
Faros y tiradores de las puertas estaba integrados en la carroceria. Para refrigerar el habitaculo su techo deslizante era de metal y su parabrisas podia abrirse hacia adelante 
Su versión roadster (foto al principio del post) de 1946 es incluso más impactante.
MERCEDES 500K STREAMLINE ROADSTER ERDMANN Y ROSSI, 1935
Esta empresa cuya creación se remontaba a 1906, estaba especializada en encargos de personalización de autos de gama alta para la realeza y aristocracia, este en concreto fue realizado para la Familia Real Irakí en 1935, y fue encontrado en un aparcamiento subterráneo de Bagdad en 1986.

© 2013 Wouter Melissen
ALFA ROMEO 8C 2900 BERLINETTA LUNGO, 1937.
La versión de calle del famoso 8C Competizione;  uno de los autos que más satisfacciones proporcionó en toda su historia a Alfa.
El 2900 portaba el fantástico propulsor ocho en linea con bi-compresor, diseñado por Vittorio Janno y suspensiones independientes en todas la ruedas. 
Disponible en dos configuraciones; chasis largo y corto, se construyeron un total de 30 uds. a un elevado precio para aquellos tiempos, era el coste de disfrutar de una mecánica que había ganado en Grand Prix, Le Mans y la Mille Miglia. 
Esta preciosidad está recubierta con tecnología Superleggera,  hecha de aluminio en los prestigiosos talleres de Carrocerias Touring.
Trasera y paneles laterales de un Stout Scarab de 1936, un precursor de las minivans de motor trasero, creado por el ingeniero aeronáutico William Bushnell Stout
Estatuilla y ventanillas traseras de un Pierce-Arrow Silver Sedán de 1934, propulsado por un V12 alcanzaba los 185 Km/h. Solo quedan tres uds. 
1937 Hispano-Suiza H-6C “Xenia” Coupe - II
HISPANO-SUIZA H6B DUBONNET XENIA COUPÉ, 1938
Un auto impactante cuyas formas aladas y su fuselaje pulido y cilÍndrico recuerdan a un avión. 
Andre Dubonnet aristócrata, gentleman driver, e inventor de la suspensión delantera independiente Hyperflex, contactó con Jean Andreau y para transformar la base mecánica de un Hispano-Suiza en el taller mecánico de Jaques Saoutchik
Se llamó Xenia en recuerdo a la difunta esposa de Dubonnet,  estaba lleno de soluciones déco como el parabrisas de vidrio curvo, ventanillas de plástico tipo alas de gaviota y las famosas puertas suicidas, que se abrían hacia atrás.
PHANTOM CORSAIR, 1938
Un fantasma de imponente presencia,  parece ideado para surcar la Gotham City de Batman
Fue ideado por Rust Heinz, el magnate de la mayonesa y el ketchup
Otra obra maestra del género, de la que solo existe una unidad prototipo, justo cuando Heinz estaba desarrollando el lanzamiento de este proyecto,  murió a causa de un accidente de tráfico. 
Como muchos otros Decó-Cars, fue un auto con complejas soluciones técnicas, poco comunes en aquel momento tales como tracción delantera, carrocería de aluminio, testigo de puertas abiertas y radio encendida, amortiguadores ajustables y suspensiones independientes.
TALBOT LAGO T-150 C-SS TEARDROP COUPÉ
Otra obra de arte de la pareja formada por Figoni y Falaschi. Coche estilísticamente de inspiración deco; abultadas aletas, prominentes capós, cabina retrasada y curvilínea, puerta de abertura suicida y vidrio de ventanilla curva, ruedas traseras carenadas y una línea en forma de lágrima,  de ahí su sobrenombre. 
Existen 12 uds. llamadas "New York", en honor a la ciudad en que fue presentado mundialmente este modelo,  y 5 más denominadas "Jeancart" al apellido del mecenas que los financió. Pueden parecer pocas pero no menos cierto es que para su construcción totalmente artesanal se tomaron unas 2.100 horas.
No solo era una belleza también era muy rápido y fiable como lo demuestra la tercera posición de un ejemplar en las 24 hrs de Le Mans de 1938.
Tiene motor de 6 cilindros y 4 litros de cubicaje, 170 cvs con cámaras de combustión semisféricas y tres carburadores. Monta otras "delicatessen" tales como caja de cambios con preselector y suspensión delantera independiente.
BUGATTI TYPE 57SC ATLANTIQUE, 1935
¿Que decir del Atlantique?. Todo se que da corto,  cualquier palabra o documento en dos dimensiones no le hace justicia.  Su prestigio  queda fuera de toda duda, incluso algunos lo consideran el primer superdeportivo de la historia. 
En su desarrollo intervino decisivamente Jean,  el hijo de Ettore. 
Su cuerpo estaba hecho de unas aleaciones de magnesio y aluminio de una empresa germana, pero estas eran tan inflamable que no se podían soldar,  de ahí la presencia masiva de remaches para unir los diferentes paneles de este auto, lo que le confiere esa imagen tan aeronáutica, muy propia de los autos-déco. 
fix-masseau3
Existen varios modelos;  el "Aerolithe", el prototipo presentado en el Salón de París de 1935, el "Rotschild" de 1936 en honor al lord inglés que lo adquirió en color azul claro, luego está el "Holzschuch" de 1937 en un gris claro y finalmente el Chasis 57591, apodado "Papa" de 1939, al que pertenecen las fotos publicadas en este post, posiblemente el modelo más fiel al original, restaurado por Paul Russel, y desde 1988 en manos de Ralph Lauren.
Muchos carroceros personalizaban estos coches para la gente V.I.P de la época,  en concreto este 57C de 1939 fue obra del especialista francés VANVOOREN,  para un encargo para el garaje personal del principe persa, gran  coleccionista de autos de alta gama como ya vimos en el post dedicado al Mercedes-Benz 540K Autobhan-Kurier.

BUICK STREAMLINER, 1948
Una de las tardías expresiones de automovilismo decó. 
Como muchas de ellas fue una obra personal. Empeño casi quijotesco pues sus lineas (o mejor deberiamos decir curvas) ya estaban anticuadas a finales de los 40, cuando  Norman E. Timbs ingeniero y diseñador de coches de la Formula Indy, dibujó y fabricó personalmente el cuerpo y el chasis de este elegante roadster que parece salido de un cuadro de Dalí
Su parte trasera es muy alargada pues aloja el motor al estilo de los antiguos monoplazas alemanes de Grand Prix. Un panel posterior de una sola pieza se eleva hidrahulicamente para acceder al motor, este es un V8 de origen Buick que rinde 200 cvs. La cabina va sin puertas y muy adelantada. En el frontal con forma de gota encontramos una sencilla rejilla y unos paragolpes cromados. 
Este coche único apenas se mostró en alguna demostración y fue vendido a un particular en 1952. Cincuenta años más tarde fue descubierto en el desierto y sometido a una cuidadosa restauración.

+ DÉCOS...


CORD 810 CABRIOLET  "MORRO DE ATAUD",1936
CHRYSLER THUNDERBOLT, 1941
AUBURN SUPERCHARGER SPEEDSTER, 1935

11 comentarios:

  1. Qué maravilla de coches, muchos de ellos los conocía pues para mí éste es el estilo estético más bonito de cuantos se crearon en el siglo XX. Aún hoy en día a veces veos en algunos modelos modernos influencias de estos coches (como en el caso de los Spyker).

    Te felicito por el post, tan lleno de buen gusto. Me encantó!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente contigo Antonio.

      Tan solo se le podria reprochar a algunos modelos que son un tanto barrocos o recargados pero todos impactantes y muy alejados de los canones de belleza convencionales, y con una calidad de realizacion soberbia.

      Saludos!

      Eliminar
  2. Excelente entrada. Sin duda arte sobre ruedas. Una época en la que se permitía más libertad sobre las carrocerías. Me sorprendió la historia del Talbot Lago corriendo en LeMans con su exclusividad y sus horas de trabajo...Son todos unas bellezas, aunque quizás el que menos me gusta es el Phantom Corsair y sus luces delanteras que parece que no están en armonía con el resto del coche.

    Lo dicho, un placer de entrada. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cierto sentido sería algo asi como un tunning de la epoca, pero con carroceros de verdad, con mucha clase y gusto.

      Al ser de fabricación artesanal no existen dos modelos de Lago identicos.

      El Phantom Corsair es muy gotico, pero creo que le dieron a proposito ese aire siniestro, un personaje ese Heinz.

      Saludos!!!

      Eliminar
  3. Muchas rarezas, por lo tanto muchas bellezas.
    Mi preferido al ver las fotos era el Phantom Corsair, y parecía que se llevaría el premio, pero al final me encontré con otro que le disputa el primer puesto: el Chrysler Thunderbolt.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya uno sobre el que no hice ninguna reseña.

      En honor a ti mencionare unos breves datos.

      Fue diseñado por Alex Tremulis, quien posteriormente diseño para Tucker, y su jefe en Chrysler Ralph Roberts. Fueron construido 5 uds de las que sobreviven 4.
      Muy moderno con carrocería de aluminio y techo duro retráctil eléctrico, vamos como hoy los cabríos modernos.

      los faros también eran retractiles , las ventanillas se accionaban hidráulicamente, y no tenia manecillas de las puertas estas se abrían al tocar un botón.
      Su carrocería revelaba profundos estudios aerodinámicos, aunque su motor de 143 y una transmisión hidráulica no parecen demasiado deportivas.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Hola Xavi!!!!

    Te cuento que de todas las miniaturas que tengo, las de esta época, son las que más cuido. Y obvio que son las que tienen un lugar privilegiado, con su estante de vidrio y luces, haciendo honor a lo barroco...
    Me parece increíble que se hayan hecho este tipo de autos, no me los imagino andando por las rutas de aquellos años. Parecen surrealistas.....

    Gracias por el post.

    Saludos!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Vasco, estoy impaciente por que nos muestres tu coleccion Decó, acompañado de las reseñas con las que nos sueles deleitar.
      Saludos!!

      Eliminar
  5. Unas máquinas soberbias. Son la versión con ruedas y carrocería de una "pin up" elegante, sofisticada y curvilínea a lo Dita Von Teese.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ricardo.
      Un símil muy acertado.

      Personalmente me encanta todo lo relacionado con esa epoca, la arquitectura, la moda, el diseño, y por supuesto los automoviles.

      Un abrazo compañero.

      Eliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.