domingo, 5 de octubre de 2014

MÚSICA SOBRE RUEDAS, CHUCK BERRY


Chuck Berry está considerado como uno de los padres del Rock&Roll.
Canciones como Johnnie B. Good o Roll over Bethoven bastaron para encumbrarle como uno de los músicos más influyentes de la historia del género. Pero si nos fijamos atentamente en su discografía,  Chuk Berry descubrió y explotó el potencial del mundo del automóvil en la cultura musical "teenager" norteamericana. 
Los jóvenes de mediados del siglo pasado querían vivir nuevas experiencias y vivirlas de manera acelerada. Los coches rápidos y el Rock&Roll fueron su forma de reivindicar esa rebeldía contra la autoridad represiva. 
Chuck Berry, ex-obrero de General Motors y gran aficionado a los buenos coches, captó esas inquietudes juveniles, y supo relatarlas como nadie en sus canciones. Desde luego experiencias y anécdotas para contar no le faltaban,  pues en algunas ocasiones vivió al margen de la ley. 
En las letras de "No particular place to go"
"No money down", "You can't catch me", se refleja perfectamente esos anhelos de libertad juvenil al volante, el ambiente de las carreras callejeras,  incluso persecuciones policiales. 
Un Cadillac Coup De Ville y un Ford V8 aparecen citados en "Maybelline".  
Mientras que un Jaguar y un T-Bird son los protagonistas de este otro hit de uno de los grandes del rock. 

4 comentarios:

  1. mirando esos videos se entiende más al rock,
    yo siempre lo relacioné con el baile pero ahora veo que el tema automotor también estaba muy presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi era, al menos en las letras de Chuck Berry.

      Un abrazo!

      Eliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.