lunes, 7 de octubre de 2019

COCHENTEROS; VOLVO 740 TURBO INTERCOOLER SW


VOLVO 740 FAMILIAR VOLVO 740 TURBO INTERCOOLER SW

Un buen hallazgo este Turbo Wagon, 740 TI SW.
Realizado cuando Volvo todavía era europea y mantenía unos signos de identidad propios; tales como robustez, fiabilidad, espacio interior, gran seguridad tanto activa como pasiva y unas líneas (en el sentido literal de la palabra) reconocibles. 

No soy muy fan de los Station Wagon por su figura lateral de cajón, pero según mi gusto las berlinas Volvos ya de por sí no eran demasiado estilizadas y al añadirle mayor espacio trasero no los afeaba demasiado y por contra aumentábamos enormemente la capacidad de carga.

No os sabría decir el año de matriculación de este vehículo,  pues era extranjero, pero la serie 740 nació en 1984 y dejó de fabricarse en 1992, por ello este coche es digno de ostentar la etiqueta de Cochentero.

La Serie 740 fue concebido como un escalón inferior de la Serie 760, aunque básicamente era el mismo coche se le montaban motores de cuatro cilindros, se reducía el equipamiento y era objeto de un ligero cambio de cara.

Este ejemplar aunque ha perdido por el largo camino algunas molduras, rejillas de ventilación, y lógicamente el lustre de su carrocería, se ve bastante original lo que refuerza la teoría de que la marca de Gotemburgo hacía coches sólidos sobradamente capacitados para durar en el tiempo.

El modelo cazado llevaba un Turbo Intercooler, aunque durante su larga existencia hubo versiones posteriores mejoradas, en principio este motor lanzado en 1984 era un 4 cilindros de 2 litros que erogaba 160 cvs y permitía a este nórdico llegar a circular hasta los 195 Km/h. Unas cifras y prestaciones acordes con la competencia de la época,  que sin ser extraordinarias la optimista publicidad de la marca se encargaba de comparar sin complejos con superdeportivos, siguiendo el dicho de miente, miente que algo queda.





12 comentarios:

  1. Un lobo con piel de cordero y la publicidad no tiene pérdida.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que los anglos llaman "sleeper car", aunque me temo que la publi de la época era demasiada optimista o "agresiva".

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Una nave.
    Recuerdo una propaganda de la competencia que comparaba al Volvo con una caja de zapatos.
    Cierto que era cuadradote, pero era un estilo propio e inconfundible, que además privilegiaba la habitabilidad y quizás la robustez.
    Creo recordar también un motor de cinco cilindros (o era el Audi?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestro país le tildaban de coche fúnebre, luego había el sambenito si los coches con caja eran mas difíciles de conducir por las inercias del tren trasero, por todo ello eran raros de ver y mas bien los compraban los comerciantes. ¡ Como ha cambiado ahora los SW los veo usados por señoras para hacer la compra o llevar las bicis de los críos.
      No los 740 eran 4 de cilindros, el 760 llevaba seis.
      Robustos un rato! fueron diseñados para pasar el invierno escandinavo imagínate.

      Eliminar
  3. Es un coche tremendo.
    ¡Pero prefiero el Lambo más el remolque, jajaja!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Gran hallazgo rarísimo de ver por nuestras lindes. Viendo todo loq que lleva en el maletero, y con matrícula extranjera, tiene pinta de que su propietario se está marcando un viajecito de los buenos, lo cual habla muy bien de la fiabilidad de este coche.

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía matricula francesa, no es tan inusual aquí estamos a 20 Km de la frontera y sobre todo en época estival o finde nos invaden.

      Abrazos;)

      Eliminar
  5. "Carne de perro", como decimos por aquí a las cosas indestructibles...
    Yo si recuerdo haber visto algunos, y hasta para cuadrillas de toreros antes de que se impusieran las furgonetas grandes de pasajeros.
    A mí particularmente me encantan estos chismes. Y recuerdas el de la versión de competición??

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Ese concepto de Station Wagon siempre lo bordó Volvo desde el 240 hasta los S.
    En otros mercados no tenia rival como en el yankee donde se hinchó a vender.
    Yo no soy muy fan de esa carroceria, me sobran muchas puertas, jaja!
    Ya recuerdo ese "ladrillo volador" que mencionas corría en el campeonato turismos británico.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  7. A mí encantan los familiares, cuestión de gustos, y en los Volvos de la época creo que eran más estéticamente acertados que la berlina.

    Entra dentro del concepto sleeper, en esa época por aquí 160cv turbo era una máquina... De hecho muchos coches de los que se ven habitualmente no tienen esos cv.

    Sobre el ladrillo volador, si la memoria no me falla, era más moderno, el 850, que tenía versión R de calle, que caminaba lo suyo, aunque fuese tracción delantera.

    De los suecos, prefiero los Saab.

    ResponderEliminar
  8. Hace apenas un par de décadas la mayoría de berlinas generalistas estaban dentro del rango de 115/130cv, ahora bien con turbo los cv aumentaban pero a su manera, nada en bajas vueltas y todo en la zona media y nada arriba del cuentavueltas.

    Recuerdo también ese 850 T5R que mencionas, le apodaban por su color el envase de natillas más veloz.

    Los volvo eran mas convencionales y los Saab mas arriesgados sobre todo en diseño, pero no se puede negar que ambos "tenian" su personalidad.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.