martes, 31 de agosto de 2010

CURVAS MÍTICAS, MONZA, LA PARABÓLICA

Tras visitar el mítico circuito de Spa (ver entrada de Junio) la próxima cita del Mundial será en el no menos legendario circuito de Monza,  donde se celebra tradicionalmente el GP de Italia de F1. Es uno de los más antiguos y rápidos, si no el que más del mundial.
Intimamente unida a la velocidad está el peligro y Monza ha sido uno de los escenarios que mayor número de vidas se ha cobrado, como veremos luego en un repaso por su historia.
Las chicanes o variantes también son una de las principales características de este circuito, pero no nos engañemos si hablamos de Monza, nos estamos refiriendo a una de las curvas más conocidas y legendarias del mundial, "la Parabólica".
Primero vamos a situarnos. El circuito de Monza esta enclavado en la región de la Lombardia, cerca de la villa que le da nombre. Estamos hablando del norte de Italia, a unos pocos kms. al sur de  Lugano, (Suiza ),  el Lago Como y a unos 10 km. aproximadamente al norte de Milán.


Como su propio nombre indica el Autodromo Nazionale es feudo de los "tiffossi" italianos (junto con Imola) que durante casi 90 años han acudido en masa a apoyar a sus pilotos y sobre todo a marcas como Alfa Romeo y sobre todo Ferrari
Su larga historia se remonta al verano de 1922, cuando se construyó la pista original. Dio trabajo a 35.000 obreros con financiación del Milan Automobile Club, que creó la Societa Incremento Automobilismo e Sport (SISA) para desarrollar y explotar el circuito. Inicialmente la pista contaba con un óvalo de 4,5 kms. y una pista de 5,5 kms transitando rutas. La pista fue inaugurada el 3 de Septiembre de 1922 y tan solo una semana después fue sede del gran premio de Italia. Ya desde los primeros tiempos este circuito estuvo marcado por una aura de tragedia. En 1923 en los entrenamientos, pierde la vida el piloto de Alfa, Uggo Sivocci (ver entrada anterior).  En 1928 fallece el piloto italiano Emilio Materassi y 27 espectadores. Tras tres muerte más, en 1933 se modifica el trazado acortando las rectas y agregando dos chicanes. En los años 1938 y 39 se acometen importantes obras para instalar nuevas entradas, tribunas, curvas y el reasfaltado de la pista.  Esta variante del circuito, con una extensión de 6,3 Kms., se utilizó hasta 1954. 

Materassi
Accidente Von Trips.













Tras un paréntesis forzado por la gran contienda mundial, el 17 de Octubre de 1948 y tras lógico un reacondicionamiento vuelven las competiciones a Monza. También se empezó a disputar el GP de Italia de motociclismo en el Autodromo a partir de 1949. En 1955 se acometió una nueva reforma. El recorrido pasa a ser de 5,75 km con una sección de 4,5 kms de curvas extraordinariamente peraltadas. De nuevo en 1961 reaparece la "dama negra" en Monza para cobrarse la vida de Wolfang von Trips y 11 espectadores. Esto supuso más reformas, encaminadas a mitigar la velocidad con nuevas chicanes, introducir mejores escapatorias y alejar a los espectadores de la pista. Pero por desgracia esto no evitó nuevas muertes, sobre todo en motociclismo (Renzo Pasolini y Jarno Saarinen en 1973) . La temible Parabólica supuso el punto y final a la brillante trayectoria del campeón póstumo Austriaco Jochen Rindt en 1970 . Era la otra cara de la F1, la más triste,  pero al fin y al cabo era lo que convertía en superheroes a los que osaban montarse en aquellos proyectiles rodantes.


A pesar de la introducción de nuevas chicanes, 1972, 74 y 76 destinadas a disminuir las salvajes velocidades punta de este circuito,  en 1978 Monza se vuelve a teñir de rojo, provocado por las espectaculares llamaradas del monoplaza del malogrado piloto sueco Ronnie Peterson. El accidente fue provocado por la extraordinaria anchura de la recta de tribunas donde se llegaban a situar hasta seis coches en paralelo. A partir de entonces se estrechó dicha recta con una raya blanca, la cual está prohibido rebasar so pena de descalificación. 


Desde 1979 a 1981 se realizaron importantes obras de remodelación de la pista e infraestructuras  (paddock, boxes y tribunas). En 1981 el campeonato mundial de Motocilismo volvió al Autodromo. En 1990 los tres curvones principales fueron "apretados" para reducir la velocidad. En 1997 las tribunas se modificaron para llevar su capacidad a 51.000 espectadores. Y en el 2000 tuvo lugar el último retoque en el trazado sustituyendo las dos primeras curvas por una chicane,  la de Rettifilo, y la curva grande fue retocada y bautizada como Biassono. Otra caracteristica que me atrae de este circuito al igual que Spa,  son sus frondosas arboledas que por desgracia no vemos en los modernos pero polémicos " Tilkodromos"


Tras pasar por linea de meta, los pilotos de F1 alcanzan una de las mayores puntas del campeonato, 330/340 km/h el año pasado, este año algunos equipos con F-Ducts pueden añadir 10 o 12 Km/h . Recordemos que el récord de velocidad punta lo ostenta el bravo piloto Colombiano Juan Pablo Montoya, 372 km/h conseguido en 2005, eso sí en entrenamientos y con un V10.


Tras la larga recta de salida nos encontramos Rettifilo, una chicanne lenta de 1ª o 2 ª que se convierte en  embudo sobre todo en la salida. A continuación Biassono una curva que se pasa en aceleración constante a fondo, para llegar a la variante della Roggia a 330 kms/h. Aquí todos los pilotos especialmente en clasificación intentan "cortar" todo lo posible y pasar por encima de los pianos. Veremos este año con la preocupante obsesión de la FIA de elevar los pianos. Llegamos a la zona de Lesmo, muy difícil pues son dos angulos a derecha de media velocidad y consecutivos separados por una corta recta. Espectacular paso bajo un puente que precede a la rapidisima variante de Ascari, una sucesión de curvas izquierda, derecha, izquierda a altísima velocidad, donde trazarla lo más fino posible es fundamental para marcar un buen tiempo, saliendo de Ascari otra larguísma recta y aparece la curva estrella del circuito.
ANTIGUA PARABÓLICA 





Interminable curva,  parece no acabar nunca, los pilotos reducen a la entrada hasta un par de marchas y se orientan todo lo posible hacia el exterior para inmediatamente "tirarse" al piano interior pintado de rojo,  pero el largo radio de la curva y la alta velocidad conjugada con la escasa carga aerodinámica que llevan los monoplazas en este circuito,  empujan a los pilotos hacia el exterior y pasan rozando nuevamente la linea blanca exterior de la recta de tribunas. Es fundamental pasarla rápida,  tanto en vuelta de clasificación  como para adelantar, pues el hecho de coger el rebufo de un rival te puede garantizar un adelantamiento a final de recta. Aunque hoy en día ya no es tan temible como antaño pues los circuitos y  los monoplazas han mejorado muchísimo en medidas de seguridad, (gracias sobre todo a la resistencia al impacto de la Fibra de Carbono Composite), no obstante salirse en esta zona rapida augura un buen susto como el de Derek Warwik .


Monza ostenta otro record y es el obtenido alli por Sebastian Vettel  en 2008 al convertirse en el piloto más joven en conseguir la pole y ganar al dia siguiente un GP de F1.
Como colofón diremos que es de los pocos circuitos que mantiene viva la esencia original y la magia. 
La frase que mejor definiria a Monza seria calificarla como  El Templo de la Velocidad.


2 comentarios:

  1. Excelente sitio.
    Te has llevado nuestro voto en la Blogoteca de 20 minutos.es.
    Así también te invitamos a si queres hacer un intercambio de links.
    Nosotros hacemos un blog de fútbol y participamos del concurso en DEPORTES:

    http://lablogoteca.20minutos.es/la-pelota-no-dobla-5272/0/

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. exelente entrada, muy buena informacion...amigo te informo que te deje un regalo en mi blog, echale un vistazo..salu2

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.
Los comentarios ofensivos, con palabras soeces, con publicidad o con enlaces a paginas ajenas al mundo del motor, serán eliminados.